Breaking Bad: cuando la soberbia te destruye

Walter White recreándose en su propia inteligencia

La soberbia es, quizá, el defecto más estúpido que pueda tener una persona. Preguntádselo a Walter White, el protagonista de Breaking Bad. Por soberbio se echa la soga al cuello.

La soberbia de Walter también es un magnífico recurso de guión: provoca que la cuarta temporada de Breaking Bad circule como una locomotora sin frenos desde el sexto capítulo hasta el último. La soberbia es el punto de giro.

ANTECEDENTES

Por si no lo sabes, Walter White es un profesor de química que tiene cáncer y fabrica metaanfetmina con el sobrenombre de Heisenberg. Hank es su cuñado y también un agente de la DEA.

Gale es uno de los ayudantes de Walter en el laboratorio de drogas. Es asesinado y la policía descubre su cuaderno con fórmulas químicas. Este cuaderno llega a Hank y como éste no entiende de química se lo pasa a su cuñado.

–Gale es tu hombre –dice Walter–: es Heisenberg.

Caso cerrado. Walter no tendrá que preocuparse más por la policía.  Pensamos: ¡Qué inteligente es Walter, y… ¡Maldición! ¿Así acaba todo? Faltan siete capítulos para el final y Breaking Bad parece que entra en un punto muerto.

LA SOBERBIA DE WALTER WHITE

Hank y Walter cenan con sus esposas. Walter toma más vino de la cuenta. Todos saben que Hank se ha obsesionado con Heisenberg y surge el tema. Hank habla de Gale (el ayudante muerto) de esta manera:

HANK: No puedo creer que estas palabras vayan a salir de mi boca, pero era un genio, simple y llanamente. A ver, si aplicaras su gran cerebro a algo bueno, no sé… quién sabe si habría podido ayudar a la humanidad o algo así, ¿sabes? ¿Cuántos auténticos genios hay en el mundo? Si hubiera llevado su vida en otra dirección, ¿quién sabe?

Walter escucha con cierto estoicismo y sigue tomando vino.

Es doloroso tener inteligencia y no ser reconocido

Walter siempre se ha considerado más inteligente que nadie (como creemos algunos guionistas) y tiene la necesidad de rebatir a su cuñado. Es algo superior a su voluntad. Es la soberbia:

WALTER: Hank, no es por meterme en tus asuntos, pero no estoy de acuerdo.

HANK: ¿Qué quieres decir?

WALTER: Bueno, a ver, me enseñaste ese cuaderno, y por lo que vi… Y esta es sólo mi humilde opinión… Por lo que vi en esos papeles… ¿Un genio? No tanto. No había razonamiento, ni deducciones en esas páginas. A mis ojos, toda esta brillantez no parece nada más que una simple copia. Probablemente del trabajo de otra persona. Créeme, he estado bastante tiempo con estudiantes para saberlo. Este genio tuyo… quizá siga ahí fuera.

¡Bang! De 0 a 100 en cinco o seis líneas. Walter acaba de ponerse en el punto de mira de la policía de Nuevo México,  y Hank vuelve a obsesionarse con Heisenberg. Para mí, una de las mejores escenas que he visto últimamente: inesperada, brillante y coherente con el protagonista.

Hank, de piedra. Heisenberg está ahí fuera

La escena tiene otro valor: Skyler –la esposa de Walter– es la viva imagen de la tragedia. Asiste impotente a la autodestrucción de su marido, y quizá de ella. No puede decirle: “Calla, Walter, que nos metemos en líos”.

Estamos jodidos, piensa Skyler

Un escritor de novela negra dijo: “Si no sabes cómo continuar la novela, pon un tipo con un una pistola que llama a la puerta”. El truco del escritor es más o menos efectivo, pero entra en la categoría de barato.

Vince Gilligan nos enseña a considerar cuál es el vicio, el defecto, el talón de Aquiles de nuestro personaje, y ver si puede llevarnos adelante.

La soberbia es el pecado de la inteligencia; el motor de muchos personajes, y también su debilidad: House, Sheldon Cooper, Fraiser, Sherlok, Simon Baker, el actor secundario Bob… La soberbia también es una solución elegante.

About these ads

6 comentarios en “Breaking Bad: cuando la soberbia te destruye

    1. En realidad, el tipo con pistola que llamó a la puerta fue Jesse Pinkman y acabó metiéndole una bala en la cabeza a Gale.

      Así que parece que el viejo Vince ha seguido el consejo del novelista, después de todo.

      Una serie genial que tiene, además, unos guiones estupendamente escritos. Recomiendo su lectura.

  1. hummmmmmm, pero es que es tan atractivo a veces encarnizarse con buenos ejemplos Televisivos Javi; y polemizar y debatir y sacar tantas conclusiones sobre su análisis!!!! jajajajaja… mas con proyectos que, sin animo de ofender a nadie, pueden convertirse en referentes, por décadas!… Breacking Bad, es y va a ser un referente obligado en muchas escuelas formales (y no tan formales) de formacion de escritores y guionistas… Humildemente (y con todo respeto) te propondría lo sigte; Podrías crear secciones en las que se hable de 3 o 4 series que consideres, del momento, interesantes y con bastante tela de donde cortar,,,,, y ver hasta donde se puede hablar mal o bien de ellas… total, en los ejemplos es que a veces siembras mas pulso para medirte personalmente que de la teoría misma….Series que podrían ser interesantes de analizar, (por un sin numero de razones que no quiero debatir) son BreackingBad, The Killing, Dexter, Wilfred, The Wire, entre muuuchas… no se que piense sobre esto ;) ¿O muy atrevido?

Los comentarios están cerrados.